Iglesia de Portomarín

La iglesia de San Juan o San Nicolás en Portomarín, se trata de uno de lo monumentos más singulares del Camino de Santiago por su mezcla de iglesia-fortaleza.  Fue construida entre el siglo XII y XIII a orillas de río Miño y trasladada al lugar actual en 1962 con motivo de la construcción del embalse de Belesar. Es de estilo románico, de una sola nave de cinco tramos; en el exterior destaca un gran rosetón que aporta luz al templo y debajo la típica puerta románica. Las puertas de la parte norte y sur siguen el mismo estilo.   En el lateral podemos ver las almenas que le dan aspecto de fortaleza. En el interior destaca por sus retablos, sus imágenes y pinturas murales. Lugar de visita obligada para el peregrino que realiza el Camino de Santiago.